Dieta Keto y Síndrome de Ovario Poliquístico

Sin dejar de lado ciertas excepciones, la dieta cetogénica o la dieta keto puede resultar muy beneficiosa para las mujeres que buscamos un equilibrio ideal entre comer bien y estar saludables, y como verás en este artículo, es uno de los protocolos nutricionales que se pueden usar para las mujeres que padecen SOP, pues es un tipo de dieta que no solo nos ayuda quemar grasas y perder peso con rapidez, sino que también apoya la salud hormonal.

¿Qué es la dieta keto?

A grandes rasgos, la dieta keto implica disminuir el consumo de carbohidratos para someter a nuestro organismo a un proceso denominado cetosis, que actúa a través de la producción de cuerpos cetónicos.

Varias investigaciones han demostrado que este proceso está asociado a beneficios hormonales potenciales sin generar efectos negativos considerables.

¿La dieta keto es buena para tratar el SOP?

Recordemos que según la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), el 15% de las mujeres del mundo sufrimos del Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), y aunque no todas las mujeres que padecemos esta patología presentamos alteraciones metabólicas, sí que es cierto que la gran mayoría nos vemos afectadas por los niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas).

Todo ese desajuste hormonal y metabólico nos lleva a experimentar, entre otras cosas:

  • Irregularidades en la menstruación
  • Infertilidad
  • Crecimiento de vello (hirsutismo)
  • Obesidad central
  • Resistencia a la insulina
  • Hiperinsulinemia
  • Diabetes tipo 2 y dislipidemia

Hasta la fecha no existe ningún tratamiento farmacológico específico para el SOP, en parte debido a la falta de investigación que aún hay al respecto. Por ello, muchas mujeres apostamos por un abordaje más holístico que incluye entender realmente de qué se trata el SOP para poder adoptar un estilo de vida que nos permita combatir y, con suerte, revertir los efectos negativos de este desequilibrio hormonal.

Uno de los enfoques más efectivos es hacer un cambio en nuestra alimentación con el fin de reducir los niveles de insulina y aumentar la pérdida de grasa para mejorar los síntomas del SOP. En este sentido, los estudios han demostrado que las dietas cetogénicas, al ser muy bajas en carbohidratos, pueden ser efectivas para mejorar el SOP.

¿Cuál es el fundamento de la dieta keto?

El cuerpo humano obtiene su energía principalmente de los carbohidratos. Sin embargo, y como he mencionado antes, el objetivo de la dieta cetogénica es disminuir el consumo de este tipo de nutrientes, así que seguramente te estás preguntando de dónde obtendrá nuestro organismo la energía necesaria para llevar a cabo sus funciones. Pues bien, con la dieta keto obligamos nuestro cuerpo a emplear las grasas como fuente de energía, tanto las que consumimos como las que tenemos almacenadas en nuestro cuerpo.

Con este mecanismo promovemos la movilización de ácidos grasos almacenados en nuestros tejidos en reemplazo de los hidratos, ya que estos serán casi ausentes. Esta alteración en el metabolismo del cuerpo provoca un estado llamado cetosis en el que los niveles de azúcar en la sangre provenientes de los carbohidratos descienden por debajo de lo normal. De esta manera nuestro cuerpo debe buscar otras fuentes de energía y naturalmente comienza a utilizar las grasas como combustible para llevar a cabo todas sus funciones.

¿Qué ventajas nos ofrece la dieta keto?

El principal beneficio es que este tipo de alimentación resulta en una pérdida importante de grasa, pese a que consumamos más calorías. Además, nos proporciona una terapia metabólica con la capacidad de preservar la masa muscular, reducir el apetito y activar la termogénesis, es decir, la capacidad que tiene el cuerpo para generar calor.

Aunque siempre se han relacionado los problemas cardiovasculares con dietas ricas en grasas, varias investigaciones han demostrado que la dieta cetogénica disminuye tanto el colesterol malo como el colesterol total, los triglicéridos, la urea y los niveles de glucosa en sangre.

¿La dieta keto es buena para bajar de peso?

Al igual que ocurre con otro tipo de dietas, evidenciar cambios físicos notables toma tiempo y constancia. Seguir una dieta keto de manera rigurosa y supervisada conlleva a una mejoría en el perfil metabólico y la salud en general asociada a la reducción de la grasa y el peso corporal.

Sin embargo, antes de comenzar es muy importante reunir la mayor cantidad de información al respecto y consultar con un profesional que te guíe para no experimentar un déficit de energía. Recuerda que el éxito de este tipo de dieta no se debe a la disminución de la cantidad de grasa, sino al bajo contenido en carbohidratos que consumimos.

¿Por qué la dieta keto mejora los síntomas del SOP?

Teniendo en cuenta que el SOP es una patología que se manifiesta con hiperinsulinemia e incremento de la secreción de andrógenos, una dieta que nos obligue a reducir la ingesta de hidratos de carbono puede resultar muy beneficiosa para las mujeres que padecen de Síndrome de Ovario Poliquístico. 

Con el metabolismo de la dieta keto, en el que transformamos la grasa en energía de manera eficaz, podemos perder peso rápidamente. Además de los beneficios de este proceso en sí mismo, a nivel hormonal se produce una disminución de la secreción de andrógenos, los niveles de testosterona y la insulina en ayuno, evidenciando mejoría de los síntomas del SOP en un periodo de 6 meses.

¿Existe alguna contraindicación con la dieta cetogénica?

Todas las dietas suelen tener cierto tipo de contraindicaciones (muchas veces según cada caso), y por supuesto la dieta keto no es la excepción. A pesar de todos sus beneficios, este tipo de alimentación no está libre de desventajas y efectos secundarios. Por eso, antes de someternos a una dieta de cualquier tipo, debemos buscar una asesoría nutricional para mantenernos saludables en todo momento.

Con la dieta keto, en ocasiones se puede experimentar mal aliento, cefaleas, mareos y náuseas, aunque estos síntomas son poco frecuentes. Si se presentan, suelen ser una señal de que tu cuerpo está en un periodo de adaptación a los nuevos hábitos alimenticios y normalmente desaparecen a medida que avanza el estado de cetosis y nos aseguramos de que no te faltan electrolitos. 

Una vez más, las dietas cetogénicas son muy efectivas como terapia si padecemos de SOP, pero recuerda que si decides hacerla es necesario que tengas un plan de alimentación que te asegure las cantidades adecuadas de grasas, proteínas y carbohidratos para inducir la cetosis. De lo contrario, puede resultar muy arriesgado.

Finalmente, existen otros aspectos que son tan importantes como mantener una nutrición adecuada. Aquí me refiero a hábitos de ejercicio y descanso. Es necesario dormir al menos ocho horas cada noche para tener una salud óptima, y con respecto a la actividad física, esta resulta fundamental para que evites la pérdida de masa muscular. Así que asegúrate de tener listo un plan de entrenamiento adecuado que acompañe tu nuevo estilo de vida.

¿Te ha gustado el artículo sobre la dieta cetogénica? ¡Cuéntame tu opinión más abajo y no te olvides de seguirme en Instagram y Facebook!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.