Controla Tu Insulina, Controla Tu SOP

La resistencia a la insulina no es una novedad para las mujeres con Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP). La razón es que el diagnóstico de ambas condiciones va de la mano. Lo que no está tan claro es cómo incrementar la sensibilidad a la insulina y no morir en el intento.

Hoy te comparto las estrategias más útiles para incrementar tu sensibilidad a la insulina.

¿Cuál es la relación insulina –  SOP? 

Antes de empezar a hablar de las herramientas para mejorar la sensibilidad a la insulina, te dejo un panorama general de la insulina y el SOP.

La insulina es una hormona producida por las células beta del páncreas como respuesta a múltiples estímulos. El principal es la glucosa que se obtiene al ingerir alimentos. Su función es mantener los niveles de glucosa dentro de los límites normales a la vez que proporciona energía a los tejidos.

La resistencia a la insulina es una condición en la cual la insulina ejerce un efecto biológico menor del esperado. Debido a la importante función que ejerce la insulina en el metabolismo, los efectos que tiene la resistencia sobre el organismo son significativos. 

Para que tengas una idea, gracias a la insulina el músculo capta entre el 60-70% de la glucosa y el tejido adiposo un 10%. Es decir, el adecuado suministro de energía a estos tejidos es insulino dependiente, sobre todo para el músculo.

El SOP está asociado a complicaciones metabólicas donde resalta la resistencia a la insulina. Se ha demostrado que la hiperinsulinemia como respuesta compensatoria de la resistencia a la insulina estimula las células de la teca ovárica para producir andrógenos.

Las mujeres con SOP y resistencia a la insulina a largo plazo desarrollan intolerancia a la glucosa cuando las células beta del páncreas ya no son capaces de producir insulina para compensar la resistencia. En consecuencia, terminan padeciendo diabetes. Cuando una mujer con SOP y resistencia a la insulina está embarazada tiene mayor riesgo de presentar diabetes gestacional.

¿Por qué disminuye la sensibilidad a la insulina?

Consumir alimentos ricos en grasas saturadas, carbohidratos y con excesos calóricos conduce al incremento de la grasa corporal, así como el aumento del almacenaje de triglicéridos en el tejido adiposo y muscular, incluyendo al corazón, el hígado y los riñones. 

Estos cambios, en combinación con el aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos circulantes se asocian con el desarrollo de enfermedades crónicas. 

¿A qué se debe esta situación? El tejido adiposo es un importante órgano endocrino, es decir, produce una variedad de hormonas que intervienen en el metabolismo de grasas y carbohidratos.

Entre las hormonas que genera están las citoquinas pro inflamatorias como el factor de necrosis tumoral (TNF) y las interleucinas (IL-6) que inducen un estado crónico de inflamación leve que contribuye al desarrollo de resistencia a la insulina .

Mejora tu sensibilidad

Si creías que la resistencia a la insulina y las alteraciones hormonales que presentan las mujeres con SOP sólo podían ser tratados con fármacos, te tengo una gran revelación.

Los cambios en el estilo de vida son la mejor estrategia para mejorar tu sensibilidad a la insulina y posteriormente lograr el control de los niveles hormonales que siempre has soñado.

Alimentación antiinflamatoria y la sensibilidad a la insulina

La modificación en la dieta es la piedra angular para mejorar la sensibilidad a la insulina. 

Así lo demuestra el estudio de Otten y col. donde 32 individuos con diabetes tipo 2 y sobrepeso con edades entre los 30 y 70 años siguieron una alimentación antiinflamatoria durante 12 semanas. Un grupo recibió entrenamiento físico y otro simplemente recomendaciones de ejercicio. A los participantes se les evaluaron los cambios en la sensibilidad a la insulina hepática y periférica. 

Al cabo de la intervención se encontró que ambos grupos mejoraron la sensibilidad a la insulina periférica y en el tejido adiposo, aunque no hubo variación importante en la sensibilidad a la insulina a nivel hepático.  

La mejora a la sensibilidad a la insulina se relacionó a la pérdida de masa grasa. Los investigadores registraron una pérdida de 7 kg de peso corporal con una pérdida promedio de 5,7 Kg de masa grasa para el grupo que sólo llevó a cabo cambios alimenticios.

Algunos suplementos útiles

El inositol es un nutriente que pertenece al complejo de la vitamina B y es un mediador de la acción de la insulina. 

La evidencia científica ha demostrado el efecto del inositol en la mejora del perfil hormonal y las anomalías oxidativas que presentan las mujeres con SOP. Todo esto enmarcado en el incremento de la sensibilidad a la insulina que genera este sustrato.

El myoinositol, es una isoforma del inositol que participa en una serie de rutas metabólicas dentro del ovocito. Produce segundos mensajeros que regulan hormonas como la folículo estimulante y la tirotropina. Asimismo, se puede convertir en D-chiro inositol el cual aumenta la sensibilidad a la insulina y la frecuencia de ovulación al disminuir los niveles de andrógenos.

Los resultados clínicos de la suplementación con myoinositol como tratamiento alternativo para el SOP ha mostrado mejora tanto de los niveles de hormona luteinizante, folículo estimulante y testosterona como de los niveles de insulina y la relación glucosa/insulina. También se han observado disminución en los niveles de triglicéridos, colesterol y lipoproteínas.

insulina-inositol

Vitamina D y su efecto 

En el meta  análisis publicado por la revista GInecological Endocrinology revela que la suplementación de al menos 10000 UI de vitamina D durante 12 semanas en mujeres con SOP tiene mejoras significativas en los niveles de insulina en ayuna y la sensibilidad a la insulina.

El uso del suplemento de vitamina D en el SOP está basado en el papel que juega la vitamina D en el metabolismo de la glucosa al:

  • Mejorar la producción y liberación de insulina
  • Incrementar la expresión del receptor de insulina.
  • Suprimir las citoquinas pro inflamatorias.

La vitamina D actúa como un modulador que reduce la expresión de TNF-alfa e IL-6 al actuar sobre el sistema inmune y el tejido adiposo. Esto sugiere un importante actividad antiinflamatoria de la vitamina D, la cual contribuye a mejorar la sensibilidad.

Por fortuna, la vitamina D es un producto del metabolismo. Nuestra piel la genera al estar en contacto con la luz solar. La mejor manera de obtener vitamina D es exponiendo nuestra piel a los rayos del sol durante las primeras horas del día.

El ejercicio físico: un gran aliado para aumentar la sensibilidad a la insulina

Los efectos que el ejercicio produce sobre la sensibilidad a la insulina son claros. La investigación de Hutchinson y col. no sólo demuestra el efecto que el ejercicio tiene sobre la sensibilidad a la insulina en las mujeres con SOP. También intenta determinar los mecanismos por los cuales el ejercicio mejora la sensibilidad.

Para ello, dieciséis participantes con SOP y trece no tienen SOP, ambos grupos presentan sobrepeso, se sometieron a un programa de entrenamiento de 12 semanas supervisado y progresivo. Realizaron sesiones de una hora tres veces a la semana que alternaba entre entrenamientos de moderada y alta intensidad. 

Al cabo del estudio los investigadores encontraron mejora en la sensibilidad en el grupo de mujeres con SOP con una disminución de masa grasa en el tejido muscular mucho más marcada que en las mujeres sin SOP.

Los cambios en la sensibilidad a la insulina fueron asociados a la expresión de genes que inducen adaptaciones metabólicas aeróbicas como el incremento de transportadores de glucosa y génesis de mitocondrias para un mayor uso de la glucosa como fuente de energía.

Las opciones están allí, no necesitamos fármacos por sistema en todos los casos, quizás uno que otro suplemento de vitamina D ya que podría quedarse corta durante el invierno y un poco de inositol como ayuda.

Pero los cambios más significativos están en el estilo de vida: una alimentación antiiinflamatoria y un programa de entrenamiento físico son una gran forma de empezar.  

Si quieres saber más sobre mis asesorías dietéticas me puedes enviar un email o dejar un comentario. ¡No te olvides de seguirme en Instagram y Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.